fbpx

El guardarropa de tu bebé.

Lo primero que debes tener en mente es que los bebés crecen muy rápido, basta decir que los primeros 5 meses duplican su peso y el primer año lo triplican. Una vez sabiendo este dato, hay que adquirir las prendas necesarias, pero tomando en cuenta que no sea ropa que sólo se use una vez.

También es importante considerar que tu familia y amigos te regalarán muchas prendas para tu bebé, así que no te vuelvas loca con cada zapatito, vestido, pantalón y blusa tamaño mini.

Siempre tómate un minuto para pensar si de verdad lo necesitas o sólo es un irresistible capricho.

Para tener una noción más clara de qué ropa comprar, es de gran ayuda saber el peso aproximado con el que nacerá tu pequeño; así podrás adquirir la ropita adecuada a su tamaño estimado. Este dato puedes obtenerlo, consultando a tu médico.

No sólo el tamaño es clave, también los aspectos funcionales, ya que muchas veces nos podemos dejar llevar sólo por el diseño. Por eso, te compartimos los puntos en los que debes poner atención al elegir las prendas de tu chiquit@:

  • La ropita tiene que ser fácil de poner y de quitar.
  • Elige prendas con botones o broches, le brindará mayor comodidad a tu bebé y hará que vestirlo sea más fácil para ti.
  • Evita todo lo que tenga cierres, tiras o cordones, pues pueden lastimar a tu bebé.
  • Las prendas que estén en contacto directo con tu pequeñ@ deberán ser 100% de algodón.
  • No adquieras ropa hecha de lana dado que puede provocarle problemas respiratorios a tu bebé.

Ya sabes las consideraciones generales para comprar la ropa de tu chiquit@, ahora te decimos las prendas básicas que debes tener en su guardarropa antes de que por fin llegue a este mundo.

Para los primeros días, en tallas pequeñas:

  • 2 gorritos, son muy importantes para mantener una buena temperatura corporal en el bebé.
  • 2 ositos con pie y 3 medios ositos sin pie, para combinarlos con prendas como alguna bata, playera o body.
  • 4 bodies o ranitas, son esas prendas tipo remeritas con mangas largas o cortas que se prenden debajo de la entrepierna y que son muy cómodas para los bebés. No se les suben y sirven además para combinarlas con algún pantaloncito.
  • 4 batas.
  • 2 saquitos o camperitas.
  • 4 pares de medias.
  • 2 pares de escarpines o booties, mini zapatitos muy flexibles y originales.

Hasta los 3 meses, en tallas más grandes:

  • 4 camisetitas o ranitas.
  • 4 camisetas con botoncitos a los lados.
  • 5 pantaloncitos o medio ositos. Pueden ser algunos con pie.
  • 3 prendas enterizas u ositos que se prenden en la entrepierna y son muy prácticos.
  • 2 pulovercitos o saquitos. Si nació en verano, es preferible que se prendan adelante, así no hay que sacárselos por la cabeza.
  • 1 campera. Para lugares donde hace mucho frío, también una prenda enteriza bien abrigada para poner arriba de la ropita.
  • 2 gorritos.
  • 5 pijamas que pueden ser enterizos o medio ositos, los cuales puedes combinarlos con alguna batita. Que sean suaves y cómodos para ayudar al sueño del bebé.
  • 5 pares de medias.
  • 4 escarpines o booties.

Estas prendas son sólo una guía de básicos para armar el guardarropa de tu bebé, no son los únicos. Pero de esta manera tendrás una noción más clara de qué tipo de ropa necesitará para no excederte. Nunca está de más compartirle esta lista a tus familiares y amigos, para que juntos adquieran las prendas que a tu chiquit@ sí le servirán los primeros meses de vida.

Estamos seguras de que esta experiencia será increíble, por lo que no está mal comprarle alguna que otra ropita sólo por el simple hecho de ser tiernísima.