fbpx

Estás muy cerca de vivir la experiencia inolvidable que es dar a luz, y para estar preparada debes saber todo lo que pasa antes de iniciar este hermoso proceso. Una de esas cosas es la expulsión del tapón mucoso. Por eso es súper importante que sepas qué es y cuál es su papel en tu embarazo.

El tapón mucoso está compuesto por un gel hidratado, con alrededor de 90% de agua y el resto de glucoproteínas que le dan esa consistencia mucosa. Su función es mantener sellado el cuello de tu útero durante el embarazo, creando una barrera físico-química e inmunológica, por lo que debe estar protegido a lo largo de la gestación.

A nivel emocional, la expulsión del tapón es una señal que te provocará mucha emoción, ya que es un indicador del comienzo del trabajo de parto. Sin embargo, debes tomar en cuenta que puede producirse unas horas, días o incluso semanas antes.

tapón mucoso

Pero… ¿por qué pasa? Es una parte natural de la fase final del embarazo y se produce porque el cuello de tu útero comienza a dilatarse, preparando a tu cuerpo para dar a luz. Y aunque generalmente todas las mujeres lo notan inmediatamente, existe la posibilidad de que no lo percibas al momento, por lo que conocer los síntomas te será de gran ayuda sobre este punto.

Para que estés tranquila, queremos que conozcas cuáles son las características de este proceso clave en la fase final de tu embarazo. La expulsión del tapón mucoso se caracteriza por una pequeña cantidad de flujo mucoso, viscoso y espeso. Se puede perder de una sola vez, o en forma de flujo vaginal intenso durante varios días.

Esta sustancia suele ser de color transparente o amarillento, que a veces aparece teñida de sangre, con tonos rosáceos o rojizos.

Sobre qué sentirás, olvídate del dolor, ya que la expulsión del tapón no provoca este síntoma. Lo que sí podrás sentir son algunas contracciones, pero esto no sucede en todas las ocasiones. Y la sensación será similar al dolor de las menstruaciones o también en la zona renal de tu cuerpo.

Si llegaras a expulsar el tapón mucoso antes del tiempo estimado y no tienes contracciones, es posible que no indique que el trabajo de parto haya iniciado. Existen casos en los que el tapón mucoso se expulsa algunas semanas antes de dar a luz, por eso es súper importante mantenerte en contacto constante con tu médico.

Puedes llegar a preguntarte qué puede afectar al tapón mucoso, y sobre esto es importante que sepas que las relaciones sexuales o un tacto vaginal también pueden provocar un flujo sanguinolento, incluso si el parto no va a empezar en los próximos días. Por ello es necesario acudir al hospital si se produce sólo el desprendimiento del tapón y no hay contracciones rítmicas o se ha roto la fuente.

Debes estar muy al pendiente de los síntomas que vayas sintiendo, así como de las características de los fluidos que notes. Todas las mujeres son diferentes, así que no olvides compartirle a tu médico cualquier signo o duda que tengas, respecto al tapón mucoso.