fbpx

Piérdele el miedo a la preeclampsia.

La preeclampsia es un síndrome específico del embarazo que afecta a varios sistemas del organismo materno y produce principalmente hipertensión arterial, exceso de proteínas en la orina por alteración del riñón, edemas, entre otras complicaciones.

Es la enfermedad durante el embarazo más común y peligrosa, por lo que es muy importante que se diagnostique y se trate rápidamente, ya que en casos graves se pone en peligro tu vida y la de tu bebé.

preeclampsia

¿Cuál es el tratamiento?

Si eres diagnosticada con preeclampsia, debes saber que existen grandes posibilidades de quedarte hospitalizada. Aunque es posible tratar ciertos síntomas, la enfermedad en sí es progresiva. El único tratamiento para esta enfermedad es dar a luz a tu bebé, siendo la inducción del parto o la cesárea los procedimientos más comunes. Tu médico será quien te prescribirá medicamentos, descanso y vigilancia continua para tratar los síntomas hasta que tu bebé pueda nacer de manera segura.

¿Existe una manera de prevenir la preeclampsia?

Los investigadores continúan estudiando formas de prevenirla, pero hasta ahora no han surgido estrategias claras. Comer menos sal, cambiar tus actividades, restringir calorías o consumir ajo o aceite de pescado no reduce el riesgo. Tampoco se ha demostrado que un aumento de la ingesta de vitaminas C y E sea beneficioso.

No obstante, en ciertos casos, puedes reducir tu riesgo de tener preeclampsia con lo siguiente:

  • Aspirina en dosis bajas. Si tienes ciertos factores de riesgo, que incluyen antecedentes de preeclampsia, embarazo múltiple, presión arterial alta crónica, enfermedad renal, diabetes o enfermedad autoinmune, el médico puede recomendarte una dosis diaria baja de aspirina (81 miligramos) a partir de las 12 semanas de embarazo.
  • Suplementos de calcio. En algunas poblaciones, las mujeres que tienen deficiencia de calcio antes del embarazo, y que no obtienen suficiente calcio durante el embarazo a través de sus dietas, podrían beneficiarse de los suplementos de calcio para prevenir la preeclampsia.

Con base en lo anterior, cuídate y cuida a tu bebé con atención prenatal temprana y periódica. Si la preeclampsia se detecta a tiempo, tú y tu médico pueden trabajar de la mano para prevenir complicaciones y tomar las mejores decisiones para ti y tu bebé.