Mantente hidratada en todo momento.

Durante el embarazo los requerimientos de hidratación son mayores. Se necesita suficiente líquido en el organismo para la formación de líquido amniótico (el líquido amniótico es el líquido que rodea a tu pequeñ@ dentro del útero durante el embarazo) el cual favorece su crecimiento y desarrollo.

Además, una buena hidratación mejora la circulación sanguínea, lo cual significa que tolerarás mejor tu temperatura corporal y tendrás un embarazo saludable. Un problema habitual durante el embarazo es el estreñimiento, pero si bebes los suficientes líquidos, no tendrás problemas. También podrás prevenir la acidez y las náuseas creadas por los jugos gástricos y podrás depurar toxinas a través de la orina.

¿Cuánto líquido necesitas tomar? 

Lo recomendable es entre 2 y 2,5 litros de líquidos al día, de los cuales unos 700 ml. pueden derivar de alimentos que contengan agua. Aquí te compartimos los litros necesarios dependiendo el trimestre en donde te encuentres:

  • Primer trimestre: entre 2.3 y 2.5 L al día.
  • Segundo y tercer trimestre: 3 L al día.

Es importante mencionar que lo anterior también depende mucho de tu actividad física; si tu actividad física es más intensa, necesitas mayor ingesta de líquidos y si la temperatura del clima es elevada, también necesitarás mayor agua.

Otro punto interesante y que no debemos perder de vista es que durante el embarazo, se disminuye la sed; es decir, te da sed hasta que comienza la deshidratación, por esta razón es aconsejable tomar un vaso de agua cada dos o tres horas, aunque no tengas sed. 

hidratación

¿Qué agua tomar? 

Se recomienda a las embarazadas beber agua mineral natural, ya que viene de manantiales que están protegidos de contaminación, y al ser minerales naturales no necesitan ningún desinfectante.

No es recomendable beber de botellas de plástico, puesto que comúnmente están elaboradas de bisfenol, un producto químico que puede causar obesidad en los bebés incluso desde que están en el vientre.

Si decides abandonar las botellas de plástico, puedes optar por tomar agua mineral o de filtro desde un thermo o incluso usar popotes, ya existen demasiadas opciones que ayudan a no contaminar, puedes optar por popotes ecológicos que además de refrescarte, ayudan a cuidar el medio ambiente. 

Entre otras bebidas que puedes tomar, te sugerimos la leche, esto debido a su alto contenido en calcio y proteínas; jugos de frutas, son ricos en vitaminas, mejor si son naturales; té o caldos, son bajos en calorías. Cualquier opción que elijas, trata de que esté en línea con los nutrientes y nivel de hidratación que tu cuerpo necesita.

Cualquier duda específica que tengas, no dudes de consultarla con tu médico. Recuerda que estamos hechos casi de pura agua por lo que la hidratación es clave para que tu embarazo se desarrolle de la mejor manera posible.