El outfit ideal para estar fit durante tu embarazo.

Hacer ejercicio durante tu periodo de gestación es parte esencial para tu buena salud y la de tu bebé, ya que fortalece tus músculos y reduce los dolores que el embarazo te puede llegar a causar. ¿Pero cada cuándo o con qué intensidad es recomendable? Y no sólo eso, sino ¿qué ropa puedes usar para estar cómoda y verte bien al mismo tiempo?

Según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) es recomendable realizar 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada, 5 veces a la semana. Los fisioterapeutas también recomiendan practicar alguna actividad deportiva porque ayuda a la gestación, te prepara para el parto y para la recuperación post-parto. 

¡Tiempo de entrenar!

Aunque suene a disco rayado, considera que gracias a las hormonasy al peso de tu bebé tendrás más calor. Por ello, utiliza ropa ligera con buena transpiración. Vestir varias capas de ropa será la mejor opción, así podrás ir quitándotelas conforme vaya aumentando tu temperatura.

¿Debes comprar ropa deportiva nueva?

Seguramente, los primeros meses podrás reciclar mucha ropa deportiva de tu clóset, checa que estas prendas sean cómodas, no opriman la caja torácica y te permitan libertad en los movimientos, como tank tops.

Prendas básicas para tu entrenamiento

  • Ropa interior deportiva: esta debe ajustarse a la nueva talla de tus senos y debe contar con soporte extra-firme, especialmente si acostumbras correr en la caminadora o en la elíptica.
  • Camisetas de tirantescon elástico en las costuras laterales y  con top incorporado, te harán lucir cool mientras te sientes cómoda.
  • Pantalones deportivos: estos traen incorporada una banda elástica adaptable conforme crece tu pancita a lo largo de todo el embarazo. 
  • Sneakers: Probablemente será una de las adquisiciones más caras de tu nuevo clóset, sin embargoes, sin duda, la inversión más importante, ya que sin estos no podrás ejercitarte cómodamente. Recuerda que muchas embarazadas aumentan su talla de calzado por la hinchazón de los pies.

¡Hidrátate! No olvides tomar agua antes, durante y después de hacer ejercicio. La deshidratación puede causar que te sobrecalientes y eso podría provocarte contracciones.

Si entrenas en el exterior usa siempre protector solar. Hay algunas prendas o líneas de marcas deportivas que cuentan con protector solar, identifícalas por la etiqueta FPU; el número en la etiqueta indica la fracción de rayos ultravioleta (RUV) que bloquea el tejido.