Después de casi 6 meses, ya lo conocerás.

¡Ya superaste dos tercios de tu embarazo!, que rápido pasó el tiempo, ¿no? Después de todas las experiencias que has vivido, ¿qué sigue?, ¿qué te espera en el tercer trimestre de embarazo? Créenos que nosotras estamos igual de emocionadas que tú, por eso queremos compartirte la información que necesitas y que te será de gran ayuda, antes de que comiences a sentir esas esperadas contracciones.

Comencemos con tu lindo bebé, en este momento ha de pesar alrededor de 1 kilo, 800 gramos – lo sabemos, se siente como si pesara más–. Probablemente notarás que ahora tu pequeñit@ tiene periodos más activos que otros, esto significa que ya está desarrollando su ciclo de sueño-vigilia. También sentirás cuando tenga hipo, que identificarás cuando sus movimientos sean rítmicos.

Tu bebé se está preparando para conocerte: sus párpados ya no están tan cerrados, ya tiene la habilidad de ver, escuchar y reaccionar a los sonidos o a la luz. En esta parte es cuando aprenderá a mamar, por lo que empezará a chuparse el dedo y hará movimientos de succión con su boquita. Y, al llegar al noveno mes, comenzará a acomodarse cabeza abajo y descenderá más profundamente dentro de tu pelvis, alistándose para nacer.

En estos últimos meses descubrirás también otros aspectos no tan positivos como las incomodidades físicas que experimentarás, muchas de ellas provocadas por el aumento del peso y el tamaño de tu bebé; entre las más comunes están la dificultad para respirar, los problemas digestivos y el cansancio, del cual hablaremos en otro artículo.

Asimismo, en el tercer trimestre aparecerán otros síntomas como calambres en las piernas, inestabilidad sobre tus pies, dolores de espalda, dolores en las muñecas y picazón en la piel. En algunos casos, se pueden hinchar los tobillos y pies, debido al exceso de fluidos en el cuerpo; si lo llegas a padecer, sólo recuéstate y eleva las piernas para aliviar esta molestia.

Pero anímate, todos esos síntomas son el último esfuerzo de tu embarazo, además te sentirás muy entusiasmada, por lo que puedes enfocar esa emoción en realizar algunos preparativos para estar súper lista el día en que esa personita llegue a tu vida. Sobre este punto, tenemos una guía que podrás poner en práctica durante estos 3 meses.

  1. Conoce todo sobre las revisiones médicas y pruebas del tercer trimestre. Conforme se acerque la fecha de nacimiento de tu bebé es posible que te realicen nuevos exámenes físicos característicos del último trimestre del embarazo, y también es momento para hablar con tu médico de cómo será el parto.
  2. Considera tomar clases de preparación para el parto. Además de las clases de preparación para el parto, podrías tomar clases sobre lactancia, de cuidado de tu bebé o de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar. Mejor si lo haces en compañía de tu pareja.
  3. Prepárate para la lactancia. Aprende todo lo que puedas sobre el tema desde ahora, si puedes habla con mamás que ya lo hayan hecho.
  4. Elige al pediatra de tu bebé. Tal vez te parezca demasiado pronto, pero piensa que las primeras visitas de tu bebé al pediatra serán a los pocos días del nacimiento y si tienes ese asunto cubierto, es algo menos de que preocuparte.
  5. Prepara tu maleta para el hospital. Algunas de las cosas que no pueden faltar son: la tarjeta del seguro médico, toallas femeninas, ropa cómoda, ropita para cuando salga tu bebé.
  6. Haz una limpieza a fondo. Considera la idea de contratar a alguien que lo haga por ti, o pide ayuda a un amigo o familiar, para que te ayude con esta tarea mientras estás en el hospital.
  7. Almacena los productos necesarios en tu hogar. Para evitar lo más posible las salidas a comprar con tu recién nacido, almacena ahora todo lo que puedas: comida congelada o de rápida preparación, medicinas, papel de baño, toallas femeninas para el sangrado posparto, champú, etc.; así como artículos que tu bebé podrá necesitar como pañales, toallitas húmedas y ropa de bebé.
  8. Visita tu hospital. Mientras más familiarizada estés con el hospital y sus alrededores, menos intimidada te sentirás por la expectativa del trabajo de parto y nacimiento.
  9. Ten un plan para cuando comience el trabajo de parto. Tu doctor o partera te deben informar claramente cuándo tienes que llamarles y cuándo debes dirigirte al hospital, a menos que pienses tener un parto en casa. Decide también quién te llevará al hospital y asegúrate de conocer muy bien la ruta.
  10. Guarda un recuerdo de tu pancita. Haz un lindo recuerdo de tu pancita decorándola con el diseño que más te guste (puedes usar maquillaje) o hazte un tatuaje de henna (asegúrate de que sea henna natural). Incluso considera una sesión de fotos.

Serán semanas de mucho suspenso, ya que muy pocas mujeres dan a luz en la fecha exacta, pero lo más probable es que entres en labor de parto entre la semana 38 y la 42, así que ve preparándote. Esto puede provocar que emocionalmente te sientas muy impaciente y es totalmente normal, pero no te desesperes no falta mucho, tu bebé está a punto de terminar de desarrollarse y él está igual de ansioso que tú por ese primer encuentro: mamá – hijo.

En el tercer trimestre la expectativa y la emoción aumentarán día con día. Saber que tu bebé está creciendo sano, sentir sus pataditas y prepararte para su nacimiento son experiencias inolvidables que debes disfrutar con todos tus sentidos, así que trata de relajarte. ¡Muy pronto tu sueño de ser mamá se hará realidad!